REPÚBLICA - CECILIO GALLEGO

     

Homenaje a Cecilio Gallego - Esclavo del franquismo asesinado en Roncal (Navarra) en 1939.

Don Benito (Badajoz), 20 - febrero - 2010

El pasado 20 de febrero, a las 12 del mediodía, tuvo lugar en el Salón de Actos de FEVAL (Don Benito, Badajoz) un acto cívico de homenaje y entrega de los restos mortales de Cecilio Gallego García a sus familiares.

I. Cecilio Gallego (Don Benito, 1915 -Erronkari / Roncal (Navarra), 1939)

-II. Los restos de Cecilio vuelven a su localidad, cerca de su familia.

– III. Denuncia de la actitud del ayuntamiento de Don Benito

IV. Prisioneros extremeños en el Pirineo Navarro

 

I.Cecilio Gallego (Don Benito, 1915 - Erronkari / Roncal (Navarra), 1939)

Cecilio Gallego García nació en Don Benito, provincia de Badajoz, en el año 1915. Fue hecho prisionero durante la guerra civil, en 1938, y después de pasar por el campo de concentración de Miranda de Ebro, fue trasladado al Roncal, para trabajar en la construcción de una carretera de montaña, siendo integrante del Batallón de Trabajadores 127.

Cecilio Gallego era uno de los 2.354 prisioneros que estuvieron haciendo trabajos forzados durante los años 1939-1941 en la carretera que une las localidades de Igal con Vidángoz, y el tramo de pista que va hacia el Roncal en el Pirineo de Navarra.

Cecilio apenas permaneció tres meses en el Roncal, ya que el día 23 de octubre de 1939 emprendió la fuga que le costaría la vida, al ser ejecutado in situ tras su apresamiento. El asesinato es recordado por varios habitantes del Roncal y también aparece recogido en su expediente personal (“fallecido al desertar”), así como en el Archivo Parroquial de Roncal, señalándose que fue enterrado en el Cementerio Civil de Roncal, donde ha permanecido hasta ahora sin ningún tipo de identificación.

 

Fotografía de la exhumación de Cecilio Gallego. Fotografía: Ederbide -Visualiza. (Creative Commons)

II. Los restos de Cecilio vuelven a Don Benito

La exhumación de los restos de Cecilio Gallego se realizó el pasado 12 de octubre de 2009, por parte del equipo de arqueología y medicina forense de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, dirigido por Francisco Etxeberria, con la colaboración del Ayuntamiento de Roncal y los colectivos Memoriaren Bideak y Eguzki Bideoak. Además, esta exhumación forma parte de un proyecto de los colectivos Memoriaren Bideak, Eguzki Bideoak y el Instituto Gerónimo de Ustariz en torno a la recuperación de la memoria de los trabajos forzados en Navarra durante el franquismo. Así mismo, también se ha contado con la colaboración del Gobierno de Navarra.

La exhumación se ha realizado en respuesta a los deseos de la familia de trasladar los restos mortales a su natalidad local, deseo especialmente sentido por sus dos hermanos.

El acto de homenaje fue organizado en Don Benito por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura y la Asociación Memoriaren Bideak / Los Caminos de la Memoria. En el acto participaron miembros de ambas asociaciones: abrió el homenaje José Manuel Corbacho, presidente de la ARMHEX, quien expresó la satisfacción por la vuelta a su tierra de alguien que luchó por las libertades y la justicia social. Posteriormente Edurne Beaumont, historiadora y miembro de Memoriaren Bideak, informó sobre la presencia y las condiciones de vida de Cecilio Gallego y otros prisioneros extremeños en el Pirineo navarro. Así mismo, Jimi Jiménez, por parte de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, informó sobre las tareas de exhumación en Roncal. Se leyeron también poemas de Luis Cernuda, Ángel Campos Pámpano y León Felipe relacionados con la guerra y la represión franquista. Por otro lado, la violonchelista Carmen Benito de Tena interpretó varias piezas durante el acto.

Además, intervino también Magdalena Gallego, sobrina de Cecilio e hija de Juan Gallego, hermano de Cecilio que ha pasado años intentando recuperar el cadáver de su hermano.

Juan Gallego recordaba estos días lo unido que estuvo en su adolescencia a Cecilio, con quien militaba en las Juventudes Socialistas Unificadas antes de la guerra. También asistió al acto otro hermano de Cecilio, Alfonso Gallego, quien también tuvo que trabajar en varios Batallones de Trabajadores. Alfonso recuerda con horror esos años, que le dejaron como secuela una sordera como consecuencia de los golpes recibidos. Comenta Alfonso que él también estuvo tentado de escaparse en algunas ocasiones, ya que a pesar del miedo a las represalias, temía no salir vivo del infierno de los

trabajos forzados, en su caso en el Pirineo Catalán. Junto con ellos, varios familiares y decenas de personas recibieron la llegada de los restos de Cecilio a su localidad natal.

El acto ha permitido, por lo tanto, poder recuperar unos restos de los que la familia ignoraba el paradero, de manera que ahora reposan en el cementerio de Don Benito junto a los de su madre María.

Tanto durante este acto como durante el fin de semana diversos miembros del colectivo Eguzki Bideoak realizaron una serie de entrevistas y grabaciones de cara a la realización de un documental sobre la vuelta a Don Benito de los restos mortales de Cecilio Gallego.

III. Denuncia de la actitud del Ayuntamiento de Don Benito

Si bien el acto ha permitido aliviar una parte del dolor familiar, las asociaciones organizadoras queremos denunciar la actitud del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Don Benito, perteneciente al Partido Popular, al negar la posibilidad de que este acto pudiera ser realizado en la Casa de Cultura municipal, tal y como había sido solicitado, remitiéndonos a un local con insuficiente equipamiento técnico.

Esta negativa deja a la luz, por un lado, una concepción partidista y unilateral de la cultura y el patrimonio histórico, al ser negada la utilización del edificio emblemático, la Casa de Cultura, de cara al homenaje y recibimiento de un vecino de la localidad.

Además, denota una total falta de sensibilidad hacia el dolor y sufrimiento de las víctimas de la guerra civil y la dictadura franquista, especialmente en un caso en el que la familia ha pasado más de 70 años sin tener la posibilidad de mostrar su duelo públicamente en su localidad natal.

Por último, y esto también es especialmente preocupante, es reflejo de una falta de cultura democrática y de respeto a los derechos humanos el negar un reconocimiento municipal a quien luchó por hacer frente a un golpe de estado y defender la II República, fue obligado a realizar trabajos forzados bajo la estructura de la Inspección de Campos de Concentración, y fue ejecutado in situ simplemente por el hecho de intentar buscar la libertad una vez terminada la guerra.

Negar la Casa de Cultura para recibir los restos de Cecilio es, por lo tanto, no sólo una afrenta a su familia, sino también un obstáculo de cara a la creación de una cultura de paz y de respeto a los derechos humanos, al tiempo que una muestra de una voluntad de ocultación de nuestra historia reciente.

III. Prisioneros extremeños en el Pirineo Navarro

II.a. Prisioneros extremeños en la carretera Igal – Roncal

La carretera en la que trabajaba Cecilio Gallego enlazó las localidades de Roncal, Vidángoz e Igal, en Navarra, y en ella trabajaron 2,354 prisioneros, englobados en los Batallones de Trabajadores 106 y 127 y los Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores 6 y 38, entre los años 1939 y 1941.

13 de los prisioneros que han podido ser identificados, recogidos en el cuadro siguiente, eran extremeños. El resto procedía de diversas provincias, entre las que destacan Asturias, Bizkaia, Granada y Jaén.

Cuadro 1: Prisioneros extremeños que trabajaron en la carretera Igal - Roncal

Fuente: Mendiola, F., y Beaumont, E., 2006. Esclavos del franquismo en el Pirineo. Tafalla.

II.b. Prisioneros extremeños asesinados en Batallones de Trabajadores en Navarra.

Si bien seguramente habrá más personas asesinadas de las que no tenemos más documentación, de momento son dos los prisioneros extremeños asesinados mientras construían carreteras de montaña en el Pirineo Navarro.
Manuel Antolín Holguín Fernández, natural de Castuera (Badajoz), nacido en 1918. Asesinado en Egozkue (Navarra) el 3 de febrero de 1940, prisionero del Batallón de Trabajadores 159, que trabajaba en la carretera Egozkue – IragiCecilio Gallego García, natural del Don Benito (Badajoz), nacido en 1915, asesinado en Roncal (Navarra) el 23 de octubre de 1939, prisionero del Batallón de Trabajadores 127, que trabajaba en la carretera Igal – Roncal.